Miercoles 08 de Julio del año 2015

La importancia del uso de la fibra en las personas con diabetes

Lic. Emilia Lopez

Indice Masa Corporal

IMC

Revista Diabetes

Encuestas

Usted cree que las dietas deben ser ....
 

Visitaron mi Sitio

Visitaron mi Sitio
mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy75
mod_vvisit_counterAyer76
mod_vvisit_counterEsta Semana424
mod_vvisit_counterEste Mes1594
mod_vvisit_counterTotal305287

Mis Visitantes

Totals Top 5
 88 % Argentina
 3 % Mexico
 2 % Germany
 < 1.0 % Spain
 < 1.0 % Peru

Musica!!

Dias On line

Usuarios en linea

Hay 1 invitado en línea
La importancia del uso de la fibra en las personas con diabetes PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Lic. Elisa Lavigna   

En la actualidad, debido al alto consumo de alimentos refinados e industrializados, la alimentación de un gran número de personas es pobre en fibras.

 

La fibra dietética ayuda a tratar, prevenir o mejorar diferentes enfermedades tales como: estreñimiento, enfermedad diverticular, obesidad,(asociada con la hipertensión arterial, cardiopatía isquémica, y muchos tipos de cáncer) cáncer de colon y diabetes mellitus. Por eso, incrementar su ingesta resulta de vital importancia.
Las fibras alimentarias son sustancias que se encuentran en los alimentos de origen
vegetal como los cereales, legumbres, verduras y frutas, pero nuestro organismo es incapaz de digerirlas o asimilarlas ya que el aparato digestivo humano no cuenta con enzimas
específicas para tal función.
La clasificación más importante desde el punto de vista nutricional es la que las divide de
acuerdo a su capacidad de hidratarse y formar geles en un medio acuoso. Se conocen dos tipos de fibras: las solubles, que incluyen las gomas, pectinas, mucílagos y algunas hemicelulosas; y las fibras insolubles, que incluyen la celulosa, hemicelulosa y lignina.  

  

Tipo de fibra

Alimento fuente

Celulosa

Harina integral de trigo, cereales integrales, salvado de trigo, coles, chauchas, vegetales de raíz, cáscara de frutas, legumbres.

Hemicelulosa

Salvado de trigo, cereales integrales, pulpa de vegetales (zapallito, berenjena)

Gomas

Avena, salvado de avena, legumbres, habas secas.

Pectinas

Manzana, cítricos, frutillas

Lignina

Vegetales maduros, Frutas con semillas comestibles.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Referencia [3] 

Las estadísticas de diferentes estudios nos indican que la glucemia es directamente proporcional a la ausencia de fibra y a la alta concentración de azúcares refinados de la dieta. Cuánto mayor cantidad de azúcares refinados en una dieta y menor cantidad de fibras; mayores serán los niveles de azúcar en la sangre. 
 Las fibras solubles modifican la metabolización de ciertos nutrientes como la glucosa y el colesterol. Está comprobado que la secreción de insulina disminuye luego de una comida rica en fibra; por un mecanismo no conocido, la fibra aumentaría la sensibilidad periférica a la insulina, aumentando el número de receptores de insulina y la sensibilidad del músculo esquelético a la misma. La fibra lentifica el proceso de digestión-absorción de los hidratos de carbono de la dieta.  
Una dieta elevada en fibra también contribuye a disminuir las concentraciones plasmáticas de lípidos lo que confiere protección cardiovascular ya que la fibra se mezcla con el colesterol y lo arrastra hasta ser eliminado en las heces fecales.
Si bien la Diabetes no es causada por la mala alimentación es sí una causa de su aparición clínica temprana y de su empeoramiento. Hoy sabemos que existe la diabetes tipo 1, que si bien una alimentación sana no puede prevenir su aparición, es mucho lo que se puede lograr con una dieta rica en fibras y balanceada en hidratos de carbono, junto con un programa de ejercicios controlados. La diabetes tipo 2 es la más frecuente en el adulto, la cual generalmente acompaña a las enfermedades cardiovasculares, a la obesidad,  dislipemia, y a otras alteraciones metabólicas en general. Todos los

procesos de refinamiento producen pérdida de proteínas y transforman a los hidratos de carbono en sustancias simples de alto rendimiento energético que rápidamente se absorben como azúcar y hacen trabajar en exceso al páncreas. Al consumir alimentos refinados, como pan, refrescos, helados, pasteles, facturas o dulces, se están ingiriendo gran cantidad de azúcar refinada en poco volumen. La absorción es masiva y la concentración de la glucosa en la sangre se eleva rápidamente. En cambio si esos mismos hidratos de carbono debieran ser aportados por alimentos con alto contenido de fibra, se necesitaría tanto volumen que nos sería imposible ingerirlos a todos de una sola vez.
 Además la fibra posee efectos beneficiosos sobre el aparato digestivo: Por un lado, aportan volumen a las heces,  y así, facilitan el tránsito intestinal y la evacuación, previniendo así el estreñimiento; de esta manera se disminuye el tiempo de contacto de sustancias cancerígenas con la mucosa colónica. Asimismo, la ingesta de alimentos ricos en fibras en dietas para el control de la obesidad son de gran ayuda por su capacidad de provocar una rápida sensación de saciedad, lo que lleva a la persona que desea adelgazar a consumir una menor cantidad de alimentos. 
El consumo de fibras en la Argentina es de 10 a15 gramos por día y es uno de los más bajos del mundo siendo la ingesta de fibra alimentaria recomendada de  25 a 35 g diarios.
Es importante tener en cuenta que el consumo de fibras debe ser suficiente pero no excesivo. El exceso puede traer inconvenientes gastrointestinales en algunos individuos o conllevar a una mala absorción de otros nutrientes.  

 

 

 Contenido aproximado en fibra dietética por porción

 en diferentes alimentos

Contenido en fibra

Alimento

Menos de 1 g

1 rebanada de pan blanco, ½ taza de arroz blanco cocido, ½ taza de pepino, 1 taza de lechuga, 20 uvas, 1 rebanada de melón.

De 1 a 1.9 g

1 rebanada de pan negro, ½ taza de arroz negral cocido, 1 taza de espaguetis; ½ taza de espárragos, o chauchas, o repollo, o apio o coliflor; 3 damascos; 1 durazno mediano c/ cáscara., ½ taza de ananá

De 2 a 2.9 g

½ taza de brócoli, o zanahorias o repollitos de Bruselas, o espinacas; 1 papa, 1 manzana mediana sin cáscara, o 1 banana o 1 naranja medianas.

De 3 a 3.9 g

½ taza de lentejas cocidas, 1 manzana o 1 pera con piel, ½ taza de frambuesas

De 4 a 4.9 g

½ taza de guisantes desecados

De 5 a 5.9 g

30 g de salvado de maíz

Más de 6 g

30 g de salvado, ½ taza de habas

 






















Elaborado por la Lic. Elisa Lavigna.

 

Fuente: Referencia [11]


 Referencias bibliográficas [1] Krause´s Food, Nutrition and Diet Therapy, 10° Edición.
L.K. Mahan, S. Escote-Stump
[2] Informe conjunto FAO/OMS. “Los carbohidratos en la nutrición humana”. Roma,
1980:26.
[3] De Vries, J.W., Proxy, L., Li, B. “ A historical perspectiva on defining dietary fiber”.
Cereal Food World, 1999; 44 (5): 367-369.
[4] De Vries, J.W., Proxy, L., Li, B. “A historical perspectiva on defining dietary fiber”.
Cereal Food World, 1999; 44 (5): 367-369.
[5] Van Dokkum, W. “The relative significate of Dietary Fiber for human health”. Front
Gastrintes Res, 1988; 14:135-145.
[6] “Position of the American Dietetic Association: health implications of dietary fiber”.
J. Am. Diet. Assoc. 1977; 1157- 1159.
[7] "Dietary fiber, glycemic load, and risk of non-insulin-dependent diabetes mellitus in
women", J. Salmeron, J. E. Manson, JAMA, Vol. 277 No. 6, February 12, 1997
[8] Thibodeau, G., Patto, K. Anatomía y fisioloía. Estructura y función del cuerpo humano.
Mosby-Doyma, 2ª edición, Madrid, 1995.
[9] http://www.aadynd.org.ar
[10] “Position of the American Dietetic Association: health implications of dietary fiber”. J.
Am. Diet. Assoc. 1977; 1157- 1159.
[11] Marlet, J. “Content and compostion of dietary fiber in 117 frequently consumed
foods”.
J. Am. Diet. Assoc. 1992;92:175-186.

Si usted esta interesado en iniciar un tratamiento de nutricion, puede comuicarse con la nutricionista; la Licenciada Elisa Lavigna aqui mismo en el link de contacto, por mail a
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla o via telefonica a 011 15 31871178.
 
< Anterior   Siguiente >