Miercoles 08 de Julio del año 2015

La obesidad y el sobrepeso afectan a una de cada tres personas adultas

Lic. Emilia Lopez

Indice Masa Corporal

IMC

Revista Diabetes

Encuestas

Usted cree que las dietas deben ser ....
 

Visitaron mi Sitio

Visitaron mi Sitio
mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy31
mod_vvisit_counterAyer80
mod_vvisit_counterEsta Semana163
mod_vvisit_counterEste Mes1897
mod_vvisit_counterTotal305590

Mis Visitantes

Totals Top 5
 88 % Argentina
 3 % Mexico
 2 % Germany
 < 1.0 % Spain
 < 1.0 % Peru

Musica!!

Dias On line

Usuarios en linea

La obesidad y el sobrepeso afectan a una de cada tres personas adultas PDF Imprimir E-Mail
Escrito por http://www.eldiadeciudadreal.com/noticia.php/12669   

obesidad2La obesidad sigue siendo uno de los aspectos de la salud que más preocupan a nuestra sociedad actual, y si no, sólo hay que bucear en el mejor revelador de tendencias, Internet. La palabra obesidad sigue siendo una de las que más interés suscita, a juzgar por el número de visitas y de páginas relacionadas con este tema.

El mundo está lleno de paradojas e injusticias, y mientras unos seres humanos mueren de hambre, se calcula que 1.200 millones de personas en el mundo padecen obesidad.

Esta enfermedad, porque lo es, se caracteriza por un exceso de grasa en el organismo. Hay que distinguir entre soprepeso y obesidad. Cuando el Índice de Masa Corporal (IMC) -una medida de asociación entre peso y talla que se obtiene dividiendo el peso entre la altura al cuadrado- es superior a 25 es obesidad, mientras que es obesidad cuando el IMC es superior a 30. Aunque por encima de 27, asociado a otros problemas como diabetes o hipertensión, los tratamientos son los mismos que para obesos.

Una noticia reciente revela que en las personas mayores de 65 se ha registrado un aumento de la obesidad, con cifras que rondan el 35 por cien en este sector de la población. Ya de por sí los mayores tienen tendencia a acumular grasa y desarrollar sobrepeso a causa de un mayor sedentarismo en sus costumbres y forma de vida.

Mirar los datos con lupa

Sin embargo, el doctor Emiliano Corpas, especialista en endocrinología del Hospital Universitario de Guadalajara, prefiere ser cauto respecto a los datos que circulan sobre la obesidad, y mantiene que “suelen ser escasos y pocos fiables a nivel nacional, muchas veces son sobre todo datos americanos, donde sí ha aumentado la obesidad en los últimos cinco años y en todo caso, apreciaciones y hay que mirarlos con lupa”. Este endocrino maneja otra cifra: “el 25% de los adultos sufre obesidad”.

Este médico observa una circunstancia que concurre en los adultos. “Hasta los 65 años existe una curva típica de 'a mayor obesidad, mayor tasa de mortalidad'. Esto no se produce curiosamente por encima de los 65 años. La interpretación puede ser que se ha producido un fenómeno de selección natural de la población, es decir, muchos de ellos ya han fallecido”.

En cualquier caso, avisa, esta enfermedad “aumenta con la edad, porque también cambia la composición corporal y la cantidad de músculo y grasa”. En total, la obesidad y el sobrepeso afectan a una de cada tres personas adultas en los países occidentales.

“Es una barbaridad, es la gran explosión del siglo XXI", asegura el doctor Corpas, unos datos más peligrosos aún si tenemos en cuenta que “con la obesidad aumentan también otras enfermedades como la diabetes y la hipertensión, y el consiguiente aumento del gasto sanitario”.

La obesidad puede estar originada por múltiples causas, y no distingue de color de piel, edad, sexo o nivel socioeconómico, aunque los factores genéticos suponen el 50%.

Atención a la herencia

“La herencia, determinada por factores ambientales, como exceso de ingesta de hidratos de carbono, azúcares, y grasas, y la falta crónica y mantenida de actividad física, tiene mucho que ver. También influye la menopausia, el hipotiroidismo, algunos fármacos y anticonceptivos”, explica este endocrino.

A pesar de todo, aclara que “tampoco se conoce mucho acerca de los factores fisiológicos, y el gasto energético basal, lo que necesita una persona para lo que gasta, varía extraordinariamente de unas personas a otras".

En cualquier caso, resulta fundamental incidir en la relación directa entre la obesidad y otras enfermedades. La obesidad no es sólo un peligro en sí misma, sino porque acarrea otras muchas enfermedades, como cardiovasculares, gastrointestinales, cánceres, sobre todo de colon, diabetes, hipertensión, sobrecarga de las articulaciones, artrosis, y apnea del sueño, entre otras.

Así por ejemplo, la obesidad conlleva una resistencia a la acción de la insulina, lo que provoca que se consuma la glucosa en el músculo, tejido adiposo e hígado, llegando un momento en que el páncreas falla, bajando así la insulina y produciéndose la diabetes. De hecho, el 80 por cien de los diabéticos son obesos.

Una buena alimentación y ejercicio físico son la mejor prevención para la obesidad y otras enfermedades. No es posible llevar una vida sana y activa con una  comida  inadecuada.

El doctor Corpas ofrece un consejo sencillo e infalible: “huir de las dietas milagro, que no existen y pueden ser incluso peligrosas , y cuidarse con buena alimentación y ejercicio físico. Hay fármacos, pero sin buena alimentación no hacen nada, sólo ayudan”.

Ni atajos ni milagros

Más claro. “No hay atajos ni milagros”, y aconseja “seguir una alimentación hipocalórica, es decir, tomar menos calorías de las que se gastan. Es relativamente fácil, hay que quedarse siempre con un poco de hambre, tomar legumbres y arroz moderadamente, evitar los dulces, repostería industrial, y azúcares de rápida absorción, así como las grasas, incluyendo embutidos, frutos secos, mantequilla, y por supuesto, toda la  comida  rápida, como hamburguesas, salchichas, y pizzas. Y hacer ejercicio físico regular, al menos 20 minutos de ejercicio diario, lo cual incluye caminar”.

No hay que tomarse estas recomendaciones a la ligera, ni el progresivo aumento de la obesidad, cuyas consecuencias ya se están observando incluso entre los niños. La obesidad infantil ha aumentado en todos los países occidentales. El doctor Emiliano Corpas aporta un dato curioso a tener en cuenta.

“Diversos estudios han demostrado que la obesidad aumenta proporcionalmente con las horas de televisión", y avisa: “la obesidad infantil ha aumentado un 5 por cien en los últimos ocho años, llegando en algunos países hasta el 17 por cien”. Además del sedentarismo, influye la tremenda expansión de la  comida  rápida y el exceso de grasa y azúcares en general.

Si usted esta interesado en iniciar un tratamiento de nutricion, puede comuicarse con la nutricionista; la Licenciada Elisa Lavigna aqui mismo en el link de contacto, por mail a
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla o via telefonica a 011 15 31871178.

 
< Anterior   Siguiente >