Miercoles 08 de Julio del año 2015

Lic. Emilia Lopez

Indice Masa Corporal

IMC

Revista Diabetes

Encuestas

Usted cree que las dietas deben ser ....
 

Visitaron mi Sitio

Visitaron mi Sitio
mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy74
mod_vvisit_counterAyer76
mod_vvisit_counterEsta Semana423
mod_vvisit_counterEste Mes1593
mod_vvisit_counterTotal305286

Mis Visitantes

Totals Top 5
 88 % Argentina
 3 % Mexico
 2 % Germany
 < 1.0 % Spain
 < 1.0 % Peru

Musica!!

Dias On line

Usuarios en linea

Hay 1 invitado en línea
La familia del Celíaco y su entorno PDF Imprimir E-Mail
Escrito por nutrar.com   

logo celiacoUna vez conocido el diagnóstico, aparecen los temores sobre la futura vida del celíaco y el manejo de sus alimentos.
Es frecuente la aparición de diferentes sentimientos: bronca, impotencia, soledad y una pregunta: ¿Qué hacemos ahora? El primer paso
es informarse de qué se trata la celiaquía; permite tranquilidad y las herramientas para una nueva forma de vida familiar.
Hablar periódicamente con el médico, realizar todos los estudios correspondientes al grupo familiar, hermanos y padres, permite ordenar y conocer comportamientos en esa familia. Ser celíaco obliga a dejar de comer alimentos que tengan gluten de trigo, cebada, centeno y avena, y a incorporar alimentos nuevos, que no son habituales en esa casa.

Informarse periódicamente sobre los productos alimenticios permitidos (mediante listas actualizadas), teniendo la claridad, que están frente a una enfermedad crónica, que es para toda la vida y que la salud depende del cumplimiento estricto de la dieta.

Informar la situación, en primer lugar a la persona diagnosticada con Celiaquía y a todos los familiares que conviven en la casa. En segundo lugar, a familiares, amigos, maestros, vecinos y todos aquellos que se relacionen con él.

Pedir colaboración para poder cuidar correctamente su alimentación. De esto depende su crecimiento y una vida sana. Si el diagnosticado es un niño, tiene derecho, puede y debe llevar una vida normal y feliz, manteniendo la dieta sin gluten, adaptando sus hábitos alimentarios a su vida escolar, social y deportiva. Es muy importante que el celíaco, poco a poco, aprenda a cuidarse a sí mismo, dándose la posibilidad de comer, como alternativa, otros alimentos nutritivos libres de gluten que le resulten placenteros.

Se recomienda a toda la familia adecuar la alimentación, colaborando, buscando formas para resolver qué hacer en fiestas, reuniones, cumpleaños, vacaciones, salidas con amigos, logrando acuerdos entre padres e hijo. El celíaco no es discapacitado.

Cada edad traerá nuevos planteos y rebeldías, es importante compartir las dudas con otras personas con más experiencia en la celiaquía de sus hijos, o de sí mismos, y pueden aportar las vivencias que les han resultado favorables. Tener presente que el celíaco que no consume gluten no es una persona enferma, es sólo un celíaco que puede llevar una vida en plenitud.

Si usted esta interesado en iniciar un tratamiento de nutricion, puede comuicarse con la nutricionista; la Licenciada Elisa Lavigna aqui mismo en el link de contacto, por mail a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla o via telefonica a 011 15 31871178.

 

 
 
< Anterior   Siguiente >