Alimentar frecuentemente a los bebés podría estarlos engordando
Escrito por Journal of Nutrition Education and Behavior   

bebeUn estudio concluye que las madres quizá no noten las señales de que sus hijos están llenos.

Un estudio reciente ha hallado que las madres que no notan señales de que sus bebés están llenos tienden a sobrealimentarlos, lo que causa aumento exagerado de peso cuando los bebés tienen entre seis meses y un año de edad.

El hallazgo proviene de un estudio de investigadores de la Universidad de Rutgers de 96 madres negras e hispanas de bajos ingresos que alimentaban a sus bebés con leche de fórmula. Las mujeres registraron información sobre la alimentación de sus bebés y los investigadores visitaron a las madres cuando los bebés tenían entre 3.6 y 12 meses de edad para observar cómo los alimentaban y para pesar a los bebés.

El estudio examinó un número de posibles variables relacionadas con el aumento de peso de los bebés y halló que la cantidad de veces que los alimentaban cada día a los seis meses se acercó a ser significativa para predecir el aumento de peso entre los seis y los doce meses. También halló que las madres que fueron menos sensibles a las señales de que sus bebés estaban llenos tenían bebés que aumentaban más de peso.

"Alimentar con más frecuencia, sobre todo con leche de fórmula, es un culpable fácil de encontrar", escribieron los investigadores. Pero la "indisposición de las madres de retrasar el ritmo de alimentación o de finalizarla cuando el bebé muestra señales de estar saciado podría estar superando la capacidad del bebé para autorregular su ingesta", dijo.

Sin embargo, reconocieron que cambiar los hábitos alimenticios de una madre podía ser un gran reto.

"Alimentar a un bebé es un comportamiento primigenio y sugerir a una madre reciente que está alimentando a un bebé con demasiada frecuencia o demasiada cantidad, o que no sabe interpretar muy bien las señales de su bebé exigiría una enfermera o trabajador social extremadamente calificados", dijeron. "Asesorar luego de ver a la madre alimentar a su bebé podría verse como una amenaza o, por lo menos, como meterse en lo que no les importa. Simplemente señalar lo observado podría ser interpretado como una acusación de que son malas madres".
 

Para mas información sobre este y otros temas de nutrición y alimentación saludable  consulte con su nutricionista de cabecera.