El agua contra el sobrepeso infantil
Escrito por Dr. Roman Zucchi - fuentes www.nutrar.com   

aguaLa educación sobre una correcta hidratación en edades escolares es útil en la prevención de la obesidad infantil.” En principio es interesante destacar cómo en una época de grandes avances tecnológicos, el conocimiento acerca de las enfermedades se ha ido complejizando y, consiguientemente, su tratamiento también. Sin embargo, para algunos investigadores combatir la obesidad infantil no sólo exige diseñar estrategias complejas y campañas de concienciación. Ciertos profesionales de la salud vuelven sobre las medidas sencillas y de bajo costo que pueden ser muy prácticas y útiles para ciertos fines; en este caso, para la prevención de la obesidad infantil.

De acuerdo con los datos de un estudio alemán, el simple hecho de instalar una fuente de agua potable (bebederos) en los colegios ayuda a prevenir el sobrepeso entre los alumnos. Como ha sido reportado por varias entidades de salud pública a nivel mundial, el incremento de las cifras obesidad infantil es una de las principales preocupaciones de los países desarrollados. Un equipo de investigadores, dirigidos por la Dra. Kersting, del Centro de Investigación en Nutrición Infantil de Dortmund (Alemania), llevó a cabo un estudio con el objetivo de comprobar si el hecho de promover el consumo de agua entre los más jóvenes repercutía de algún modo sobre su peso.Para tal fin, seleccionaron 32 centros de educación primaria situados en áreas de clase socioeconómica baja y, en 17 de ellos instalaron bebederos de agua. Paralelamente, los alumnos de estos colegios recibieron charlas informativas acerca de la importancia de la hidratación con agua y hasta una botella destinada específicamente a su consumo. En cuanto a la parte práctica, los docentes acompañaban a los alumnos y educaban con el ejemplo (tomaban agua y rellenaban la botella de los bebederos). En los 15 colegios restantes, no se realizó ninguna intervención. Globalmente este trabajo incluyó a 2950 niños (1641 en el grupo de los bebederos y 1309 en el grupo sin intervención) con una edad media de 8,3 años, quienes fueron evaluados al inicio y al finalizar el estudio considerando su índice de masa corporal y cantidad de agua ingerida. A su vez, se cuantificó la cantidad de agua dispensada por el bebedero a lo largo del período estudiado (agosto 2006 a junio 2007). Los resultados del análisis estadístico indican que el riesgo de sobrepeso se redujo un 31% entre aquellos alumnos que habían tenido acceso a los bebederos. En estos estudiantes también se había producido un incremento de aproximadamente 1 vaso más de agua por día. Un dato a destacar es que la intervención no tuvo ningún efecto sobre aquellos que ya se encontraban en sobrepeso y que el mayor consumo de agua no modificó la cantidad de jugos o gaseosas ingeridas por los estudiantes. En sus conclusiones los autores destacan la sencillez de la intervención con resultados eficaces sobre la obesidad infantil. Del mismo modo resulta notable el bajo costo de esta inversión que la posiciona como de gran disponibilidad en poblaciones de escasos recursos.

Para mas información sobre este y otros temas de nutrición y alimentación saludable  consulte con su nutricionista de cabecera.